viernes, 25 de diciembre de 2015

QUE MINA INAGOTABLE, ES EL PEDIR.

HOY 25 DE DICIEMBRE ES NAVIDAD
Día que, según nos vienen diciendo la religión y tradición cristiana nació Jesús. Hoy todo el mundo debería ser feliz, pero por desgracia, la gente sigue llorando por las guerras, que vienen destruyendo la paz, los pueblos, y la dignidad de la gente. Esto ya debería ser cosa del pasado, pero las cuestiones y discusiones nunca acabarán y como decía aquella canción “el que tiene un peso quiere tener diez”, etc.
Aunque siempre ha habido gente pobre y “pobre gente” pero los caraduras siguen existiendo y también esos engañadores y timadores que se aprovechan de la gente buena: como este mendigo de la poesía de don José Espronceda.
José de Espronceda fue un reconocido y destacado escritor romántico, que vivió en España entre los años 1808 y 1842. Desde su adolescencia mostró un profundo interés en distintas cuestiones culturales, y supo reunirse de amistades que satisficieran su sed de conocimientos.

EL MENDIGO
Mío es el mundo: como el aire libre,
otros trabajan porque coma yo;
todos se ablandan si doliente pido
una limosna por amor de Dios.
El palacio y la cabaña son mi asilo,
si del ábrego el furor
troncha el roble en la montaña,
o que inunda la campaña
el torrente asolador.
Y a la hoguera me hacen lado
los pastores con amor.
Y sin pena y descuidado
de su cena ceno yo,
o en la rica chimenea,
que recrea con su olor,
me regalo codicioso
del banquete suntüoso
con las sobras de un señor.
Y me digo: el viento brama,
caiga furioso turbión;
que al son que cruje de la seca leña,
libre me duermo sin rencor ni amor.
Mío es el mundo como el aire libre...
Todos son mis bienhechores,
y por todos
a Dios ruego con fervor;
de villanos y señores
yo recibo los favores
sin estima y sin amor.
Ni pregunto quiénes sean,
ni me obligo a agradecer;
que mis rezos si desean,
dar limosna es un deber.
Y es pecado la riqueza:
la pobreza santidad:
Dios a veces es mendigo,
y al avaro da castigo,
que le niegue caridad.
Yo soy pobre y se lastiman
todos al verme plañir,
sin ver, que son mías sus riquezas todas,
qué mina inagotable es el pedir.
Mío es el mundo: como el aire libre...
Mal revuelto y andrajoso,
entre harapos, del lujo sátira soy,
y con mi aspecto asqueroso
me vengo del poderoso,
y a donde va, tras él voy.
Y a la hermosa que respira
cien perfumes, gala, amor,
la persigo hasta que mira,
y me gozo cuando aspira
mi punzante mal olor.
Y las fiestas y el contento
con mi acento turbo yo,
y en la bulla y la alegría
interrumpen la armonía
mis harapos y mi voz:
Mostrando cuán cerca habitan
el gozo y el padecer,
que no hay placer sin lágrimas, ni pena
que no traspire, en medio del placer.
Mío es el mundo; como el aire libre...
Y para mí no hay mañana,
ni hay ayer;
olvido el bien como el mal,
nada me aflige ni afana;
me es igual para mañana
un palacio o un hospital.
Vivo ajeno de memorias,
de cuidados libre estoy;
busquen otros oro y glorias,
yo no pienso sino en hoy.
Y do quiera vayan leyes,
quiten reyes, reyes den;
yo soy pobre, y al mendigo,
por el miedo del castigo,
todos hacen siempre bien.
Y un asilo donde quiera
y un lecho en el hospital
siempre hallaré, y un hoyo donde caiga
mi cuerpo miserable al espirar.
Mío es el mundo: como el aire libre,
otros trabajan porque coma yo;
todos se ablandan, si doliente pido
una limosna por amor de Dios.

jueves, 24 de diciembre de 2015

OTROS CUENTOS CORTOS

EL USO DE UNA LÁMPARA
–Yo puedo ver en la oscuridad –se jactaba cierta vez Nasrudín en la casa de té.
–Si es así, ¿por qué algunas noches lo hemos visto llevando una lámpara por las calles?
–Es solo para que los otros no tropiecen conmigo.


LAS PATRONAS
Las patronas de las sirvientas son complicadas. Se disgustan por cualquier cosita. Piensan que a cada paso les roban, se burlan de ellas, las espían. No les gusta que las cosas cambien de lugar ni que las sirvientas metan gente a la casa. Odian que la muchacha utilice sus baños, sus jabones, sus peines, el refrigerador, los sillones, las sillas, el teléfono, las camas, el pasillo, la entrada, la salida, las llaves de la casa, al esposo y a los hijos adolescentes. Quisieran tener un ángel maravilloso por sirvienta. Los maridos de las patronas de las sirvientas son más complicados y les da lo mismo esposa, sirvienta, que ángel.
           GUILLERMO SAMPERIO

LA VENIA
Una dama de calidad se enamoró con tanto frenesí de un tal señor Dodd, predicador puritano, que rogó a su marido que les permitiera usar de la cama para procrear un ángel o un santo; pero, concedida la venia, el parto fue normal.
   WILLIAM DRUMMOND

LA VIOLETILLA
Nos trajeron de regalo un palomo blanco, <<para que nos lo comiéramos>>. ¿Quién, después de verlo y acariciarlo, se lo comía? Se lo dimos a los dos niños del jardinero para que lo criaran.
–¿Qué haréis con él?
María, la mayorcita, La violetilla  como le decíamos, grisucha y graciosa, con sus ojos verdes, su pelo pardo con aceite, y sus dientes amarillos, saltó al momento:
–¡Cuidarlo, zeñorito!
Pero el padre mató al palomo aquella misma tarde y se lo comió la familia, digo, él y el niño, Faneguillas, que tenía todo su mimo. La madre y la niña se contentaron con olerlo, agradables a la fuerza.
Al día siguiente, cuando entré, estaban los niños sentados en el umbral jugando a los alfileritos.
–¿Y el palomo? –les pregunté ansioso.
El niño se puso de pie, y sacando la barriga, se dio una palmada en ella:
 –¡Aquí, gualdado!
Y la violetilla María, sonriendo triste, copiaba a su hermano:
–¡Aquí guardado, zeñorito!    
                  JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

GRAN FINAL
El viejo literato dijo a la muchacha que en el momento de morir él quería tener un último momento de lujuria
   ADOLFO BIOY CASARES

CUATRO PAREDES
Siempre encerrada entre estas cuatro paredes, inventándome mundos para no pensar en esta vida plana, unidimensial, limitada por el fatal rectángulo de la hoja.
        ANA MARÍA SHUA

OPUS 1
Alicia despertó de su maravillosa travesía porque unos labios, cubiertos por un fino bigote, rozaron tenuemente los suyos:
–¡El conejo! –gritó alarmada.
El aludido miró a uno y otro lado del prado y como no vio a nadie en las inmediaciones, susurró con picardía: 
–Si quieres conocer el verdadero país de las maravillas, te invito a mi apartamento, preciosa… ¿Vienes?
           ARMANDO JOSÉ SEQUERA

 CABALGANDO
Monté una yegua y tuvimos un centauro
          ALOE AZID

 EL DINOSAURIO
Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.
AUGUSTO MONTERROSO

FELIZ NAVIDAD Y  SALIDA  DE AÑO 2015  
QUE LOS REYES MAGOS NOS TRAIGAN PARA TODOS UN ESTUPENDO AÑO 2016

CUENTO CORTO

LA SALVACIÓN
Ésta es una historia de tiempos y de reinos pretéritos. El escultor paseaba con el tirano por los jardines del palacio. Más allá del laberinto para los extranjeros ilustres, en el extremo de la alameda de los filósofos decapitados, el escultor presentó su última obra: una náyade que era una fuente. Mientras abundaba en explicaciones técnicas y disfrutaba de la embriaguez del triunfo, el artista advirtió en el hermoso rostro de su protector una sombra amenazadora. Comprendió la causa. <<¿Cómo un ser tan ínfimo –sin duda estaba pensando el tirano– es capaz de lo que yo, pastor de pueblos, soy incapaz?>> Entonces un pájaro que bebía en la fuente, huyó alborozado por el aire y el escultor descubrió la idea que lo salvaría. <<Por humildes que sean –dijo indicando al pájaro–, hay que reconocer que vuelan mejor que nosotros>>.
ADOLFO BIOY CASARES 

martes, 22 de diciembre de 2015

EL AGUA

 AGUA CLARA
Me parece un artículo interesante y quiero compartirlo por si alguien lo lee.

  El agua es importantísima para nuestro organismo, pero a algunas personas nos cuesta mucho beberla, ¡es tan insípida que al final dejas de tomarla. Te puedes hacer infusiones, pero por una cosa o por otra al final tampoco lo tomas. Al fin lees un artículo como este y te preguntas si las molestias que sientes será por eso mismo, y por si acaso coges una botellita y empiezas a beber; pero sigue tan sosa que… ya veremos en lo que quedan las buenas intenciones. En fin, como en nuestro pueblo el agua no era buena no estamos acostumbrados. Nosotros no somos culpables, muchos niños fallecieron por escasez, o por tomarla contaminada.El agua es una sustancia cuya molécula está formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. Es esencial para la supervivencia de todas las formas conocidas de vida. Densidad: 999,97 kg/    Fórmula: H2O  Punto de ebullición: 100 °C
Un mal silencioso llamado deshidratación leve
Por Ivonne Lara el 18 de diciembre de 2015, 21:30

Sabemos bien que el cuerpo humano está compuesto de agua, un 60-65% aproximadamente. Además, el cerebro se compone en un 70% de agua, la sangre en un 80% y los pulmones se componen en un 90% de agua. Así que no es de extrañar que esta sea vital para el funcionamiento de todo el organismo. Se contemplan tres tipos de deshidratación, leve, moderada y grave. Mientras que las últimas dos tienen síntomas inequívocos y grandes riesgos que, incluso, la última puede costarnos la vida; la deshidratación leve es menos notoria pero más común de lo que se puede creer, sus efectos pueden ser a largo plazo pero sus consecuencias no son menos graves. Es por esto que repasamos los síntomas de la deshidratación leve, lo que significan y algunas consecuencias de no contrarrestarla, sobre todo, cuando implica solo un pequeño cambio en nuestros hábitos.
Boca seca
Tener la boca seca no debe considerarse un síntoma menor pues esta sensación nos advierte no solo de la evidente falta de agua, sino que la producción de saliva no es la adecuada. Recordemos que esta es esencial para la salud de la boca, pues lubrica y protege el tejido bucal de laceraciones, así como de la fricción interna de su funcionamiento. Recordemos que la saliva es también muy importante al comer, es decir, en el inicio del proceso digestivo, incluso para captar el sabor de los alimentos; además, ayuda a la remineralización de los dientes y tiene propiedades antibacterianas.
Piel seca
La piel seca nos habla de una deshidratación leve que se ha mantenido durante un periodo considerable. Recordemos que la piel es el órgano de mayor extensión del cuerpo humano, así que, el que esté seca puede sugerir que no estamos tomando suficiente agua para mantenerla hidratada. Por otro lado, vale la pena diferenciar la piel deshidratada de la piel seca en sí, que se refiere a la condición de ciertas pieles que no producen suficientes aceites para humectarse.
Ojos secos
La sensación de ojos secos también puede deberse a una falta de hidratación durante el día. Recordemos que los ojos producen diversos tipos de lágrimas, todas ellas protegen al órgano de bacterias, lo mantienen humectado, y limpio. Así que, sentir picor o sensación "arenosa" puede ser un síntoma de deshidratación leve.
Dolor en las articulaciones
La composición de los cartílagos y los discos espinales es básicamente agua, un 80%; así que no es de extrañar que la falta de hidratación diaria sea muy importante para mantener sanas las articulaciones, para que cumplan su función de facilitar los movimientos mecánicos del aparato locomotor.
Problemas digestivos
Si la hidratación correcta es importante en la masticación, acción que da inicio al proceso digestivo, por obvias razones también lo es en las siguientes etapas del mismo. Y es que sin la apropiada hidratación, la cantidad y fuerza de las mucosas del estómago disminuye, dejándolo expuesto a los ácidos naturales que intervienen en el proceso digestivo, provocando acidez estomacal e indigestión. Así mismo, en los intestinos la deshidratación puede ser causa de constipación.
Envejecimiento prematuro
No es de extrañar que el envejecimiento prematuro esté relacionado con la deshidratación leve constante, ya que el cuerpo hace un mayor esfuerzo para realizar sus funciones vitales; a ese ritmo a doble vapor deterioramos nuestros órganos y también nuestro aspecto exterior.
Permanecer enfermo por más tiempo
Una buena hidratación puede ser la gran diferencia cuando estamos enfermos. Si todos los procesos del organismo necesitan agua, durante una enfermedad se vuelve imperante evitar la deshidratación. Sobre todo porque el agua nos ayuda a eliminar toxinas y limpiar nuestra sangre, de no proporcionar la cantidad suficiente el organismo la "roba" de la sangre, lo cual, como podemos deducir, nos hace sentir peor y trae más consecuencias desfavorables. Recordemos también que utilizar ciertos medicamentos favorecen la deshidratación, así que no hay que perder de vista este factor para ayudarnos en el proceso de convalecencia.
Muchas veces hemos escuchado la importancia de tomar agua durante el día, así como cifras ideales de la cantidad apropiada a beber. En general se nos ha dicho que 8 vasos o 2 litros, sin embargo, deben tomarse en cuenta otros factores para el ideal de cada persona, ya que el requerimiento diario puede variar por el sexo, la edad, el clima donde se vive, la actividad física, así como si se padecen enfermedades o, en el caso de las mujeres, durante el embarazo y al amamantar.
Otras consideraciones importantes:
La sensación de hambre puede ser deshidratación. En muchas ocasiones, la señal de hambre que nos envía el cerebro es en realidad deshidratación leve. Y esto se vuelve un bucle que nos afecta, pues al comer pondremos a trabajar nuestro cuerpo cuando lo que necesita es agua y para el proceso digestivo, como ya vimos, se requiere más agua.
Hidratarnos nos ayuda a combatir la fatiga. Si contamos que el cuerpo humano necesita agua para todos y cada uno de sus procesos, la va a tomar de cualquier lugar para asegurar su funcionamiento, es por esto que se dice que la puede "robar" de la sangre, lo cual nos da la sensación de fatiga y cansancio.
Comer frutas también ayuda. El cuerpo en sí necesita una cantidad de agua pura, las frutas como el melón o la sandía son básicamente agua y pueden ayudar a mantenernos hidratados; por otro lado los jugos embotellados, los refrescos y el café no deberían contarse como consumo de agua.
Observar la cantidad y apariencia de la orina. Se estima que durante el día se debe orinar de 4-7 veces; claro, esto depende de muchos factores, sin embargo, una menor cantidad puede suponer un problema. Otra señal de son las alteraciones en la orina, es decir que el olor sea muy fuerte o de apariencia turbia o muy amarilla; lo ideal es que sea de amarillo claro a transparente.
Los recipientes con medidas te ayudan a tu conteo diario. Si no estás tan acostumbrado a tomar agua y para estar más que seguros de consumir lo suficiente, el uso de recipientes que tienen medidas, o que al menos sabemos la cantidad que contienen, pueden hacernos conscientes de cuánta agua tomamos y cómo vamos durante el día. Recuerda que es mucho mejor tomar agua constantemente que empinarnos un bote entero.

viernes, 11 de diciembre de 2015

SEMANA SANTA

BUSCANDO LA VERDAD
 
¿Dónde estás Señor, dónde estás?
dónde estás Señor, Señor de los estados.
Tú que estás por encima de todos ellos
mira benevolente a todo tu rebaño.
Dónde estás Señor, ayuda a tus ovejas,
a los corderos y carneros descarriados,
ayúdales Señor  a volver al buen camino,
ayúdanos Señor que te necesitamos.
Envía al buen Noe, a fabricar la barca,
para que meta en ella el dolor y el pecado,
que la barca se hunda y ya no salga nunca,
ayúdanos Señor, que te necesitamos.




 

FLORES


FLORES
Que lindas las flores: dan alegría, olor y color a la vida. Las flores silvestres nacen, crecen y viven en el campo, son maravillosas como la preciosa, sencilla, olorosa y humildísima violetilla.  

CAMPESINA
Te traigo un ramo de flores
entre hierbas disfrazadas,
maravilla de los campos,
deliciosas, perfumadas.
Violeta como tu nombre,
primorosa y admirada,
del campo la más sencilla,
dulce, suave y delicada.

lunes, 7 de diciembre de 2015

¡QUÉ SEMANITAS!

Hay temporadas en las que estamos decaídos y sin ganas de hacer nada. Son esas temporadas en las que ya levantarte supone un sacrificio y andas toda la mañana por la casa como alma en pena. El caso que no estás mal como para ir al médico, no tienes fiebre, y aparentemente estás bien, pero desayunas y no te apetece moverte del sofá. Piensas que ya no tienes mucho que hacer, pero meterte otra vez en la cama, ¡mejor no!, tu familia se preocuparía, no quieres preocupar a nadie y así vas tirando. Están los días tan tristes, que creo que todo se pega. Hasta que un día sale el sol, y tú resplandeciente, parece que sales de un largo letargo como los osos. Pero hasta entonces, solo los fines de semana te dan un poco de vidilla.
LA SEMANA
El lunes estoy con sueño,
el martes estoy cansada,
el miércoles estoy mala,
el jueves, me quedo en cama.
El viernes, ¡estoy muy bien!,
el sábado y el domingo
lo quiero pasar fetén.
Llegará otra vez el lunes
y volveré a tener sueño,
martes, miércoles y jueves
son, días de desgana y tedio.
El fin de semana está
asomando las orejas,
el sábado y el domingo
no habrá cansancio, ni quejas.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

EL HOMBRE Y LA CULEBRA

CADA OVEJA CON SU PAREJA
Nos estamos alejando de nuestra tierra, de nuestras raíces, de nuestra religión, de nuestros principios, y eso tarde o temprano se paga. Algunos creen que lo suyo es lo mejor y van exigiendo que se respeten sus costumbres, sus leyes y todo lo que harían en la tierra en la que vivían. Siempre hubo gente que salía de su tierra, pero antiguamente respetábamos el refrán que decía: “donde fueres haz lo que vieres” y así procuramos vivir honradamente sin pedir nada a nadie, no teníamos otra opción. Encontramos un trabajo sin exigir demasiado, cuando pudimos compramos una casa, criamos a nuestros hijos con cierto esfuerzo y no tuvimos ni regalos, ni vacaciones ni cenas en restaurantes; ni pedimos, ni nadie nos dio nada. A veces nuestro esfuerzo se vio recompensado, y seguimos comportándonos como es debido. No renegamos ni de la carne de los cerdos, ni de la de vaca,  ni de los corderos, ni tampoco de los pavos. Cada uno comerá lo que mejor le plazca o le siente, y seguimos nuestra rutina sin meternos con nadie. De la religión hacemos lo que mejor nos conviene, si rezamos bien y si no, cada uno con su pan se lo coma, que Dios está en todas partes. Hay demasiadas religiones y la mejor es la que no se mete con nadie y seguimos diciendo: “ande yo caliente y ríase la gente” sin fanatismos, ni fantasías. Pero algunos son como los niños, “cuanto más les dan, más quieren”. “Y de bien nacidos, es ser agradecidos”.
A una culebra que de frío yerta,
en el suelo yacía medio muerta
un labrador cogió; mas fue tan bueno,
que incautamente la abrigó en su seno.
Apenas revivió, cuando la ingrata
a su bienhechor traidora mata.
                                                                       Felix Maria de Samaniego

martes, 1 de diciembre de 2015

A LOS PUEBLOS ABANDONADOS

MI CASA

FELICES FIESTAS
Ahora que estamos cerca de la Navidad, que todos recordamos a nuestras familias que ya nos dejaron, a esos otros que viven lejos de nosotros y a nuestros pueblitos que les dejamos solos. Deseo a todos, mucha salud, que es lo más importante. Si nos toca algo de lotería estupendo, pero no olvidemos el refrán de que “la mejor lotería, es el trabajo y la economía”. Yo hoy quiero volver a recordar a DON JOSÉ  MARÍA GABRIEL Y GALÁN, este estupendo poeta, que recordando a su “aldeita” escribió este fantástico poema. Es un poco largo y yo como otras veces lo pongo a mi manera. Espero, que de donde esté me perdone por adulterarlo.


¡PATRIA MÍA!
Mi patria es la aldeíta donde he nacido,
donde tuve los padres que me criaron,
donde existe vacío mi pobre nido,
donde alentaron los seres que me mimaron,
donde vivieron las almas que me quisieron,
donde vuelan las auras que me arrullaron.
Yo no tengo más patria que esa aldeíta,
donde está todo el fuego de mi cariño;
el corazón sin ella se me marchita,
pero pensando en ella se vuelve niño.
Porque has de saber, amigo mío,
que todos los años en el verano,
hago una poesía para mi pueblo,
y creo que ir a verlo, nunca es en vano.
Tú, pueblo mío no tienes de azahar un velo,
ni mares que te arrullen enamorados,
ni montañas que escalen el mismo cielo,
ni bosque con vergeles entrelazados.
Tú, no eres la sultana que se recrea
en la misma belleza que la agiganta,
¡rústica aldea!
Pero eres la aldeana trabajadora
que, al trabajo rendido y a las fatigas,
reclinas tu cabeza de labradora
sobre un haz de maduras, rubias espigas,
que este sol de Castilla calcina y dora.
¡Dios aleje la muerte de tus moradas!
¡Dios te dé a manos llenas dichas benditas!
¡Dios alegre tu cielo con su mirada!
¡Dios bendiga tus campos y tus casitas!
QUE MARAVILLOSA POESÍA, PERO QUE TRISTEZA TAN GRANDE ES VER LA CASA EN LA QUE NACISTE, EN ESE ESTADO TAN RUINOSO.
FELICIDADADES PARA TODO EL MUNDO, ESPECIALMENTE PARA MIS AMIGOS.