jueves, 26 de junio de 2014

MIS NEURONAS SESENTONAS


MIS NEURONAS SESENTONAS

Desde que tuve edad de comprender lo importante que es la educación académica, tuve en el pensamiento ingresar algún día en la Universidad. Viendo pasar los años y siendo bastante difícil poder cumplir mi sueño, al final tuve mi oportunidad.
   Muchos alumnos ya llevaban una buenísima cultura y tenían la lección bien aprendida, otros como yo éramos un poco más torpes pero queríamos aprender.
   Solo mi afición a la lectura y a aprender, me llevó a la Universidad. Pero mis neuronas casi setentonas ya no retienen la “mitad de la mitad” y de las estupendas explicaciones de los profesores, tan pronto como lo escucho, casi lo olvido. Por lo tanto, si de lo poco que sabía he olvidado la mayoría, otras muchas cosas han cambiado y ahora no asimilo gran cosa, ¿que sé?  Ya lo dijo Sócrates: Solo sé que no sé nada. 
   De todas formas esto me ha servido para valorar y ver con otros ojos los libros que tengo en casa, como La Celestina, el libro del Buen Amor, El Cantar del Mio Cid y otros muchos que a veces los hojeaba y no me atrevía a leerlos. También había leído otros (que me han encantado), como El Quijote, La Regenta, La Gaviota, etc. Así como libros de poesía de distintos autores y otros muchos que si no eran de autores tan importantes, era una forma de saciar mi sed de lectura, que es mi afición favorita. He descubierto a otros escritores vascos y extraordinarios como don Miguel de Unamuno, Pío Baroja o Ramiro de Maeztu.
   He encontrado el arte de la Pintura, la Escultura, o todas las Historias de España, del País Vasco, y otras mucho más lejanas como es la de Roma o Egipto con sus maravillosas y antiquísimas edificaciones.
   Hemos tenido otras tantas clases de asignaturas con profesores geniales y aunque a mí me parezca que no me ha servido de mucho, desde ahora puedo ver las cosas con otra visión y fijándome en cosas que antes no reparaba en ellas.
   Desde luego ha sido fantástico el trato de los profesores, secretariado y compañeros en general. Y desde aquí doy las gracias a toda la gente fenomenal que he podido conocer.
   Aunque estoy muy contenta por haber ganado el primer premio en un pequeño concurso de literatura y aunque el refrán diga que "nunca es tarde si la dicha es buena", no hay duda de que hay cosas que a algunas personas, sí nos llegan demasiado tarde.
   Gracias amigos, un abrazo a todos y que paséis un estupendo verano.

HISTORIAS DE VIZCAYA


 VIZCAYA HACE UN SIGLO
¡COMO HEMOS CAMBIADO!



EL AÑO DE LAS HUELGAS: En junio de 1911, en plena crisis económica, Bilbao vivió el anticipo de la que habría de ser una etapa convulsa llena de protestas y reivindicaciones obreras.

DEGENERACIÓN MORAL: Una vez más, el sexo surgía, además de cómo un recurso atractivo, demandado y degustado, como una fuente prometedora de negocio. Era la pornografía que, ya a las alturas de 1912, se había hecho un hueco en todas esas personas, que los más rectos y moralistas tachaban de depravadas, enfermas y cochinas.
Sin embargo, la inmoralidad tuvo rostros mucho más depravados e indeseables. La necesidad, la mala conciencia o la perversión de muchos padres les llevaron a entrenar a sus hijos, cuando no a niños abandonados, para dar pena a los ciudadanos y obtener de ese modo unos ingresos de los cuales, la víctima infantil, apenas se beneficiaba.
También muy preocupantes fueron las noticias relacionadas con la trata de blancas.
El 8 de marzo de 1912, el diario El Nervión llevó a primera página una noticia impactante: En el barrio de Uríbarri fue detenida una mujer que, además de prostituirse ella, había obligado a hacerlo  a sus dos hijas, de 10 y 13 años respectivamente. <<Además, con engaños, se apoderó de otra niña de trece años que se hallaba lavando en el lavadero de Uríbarri, para otra mujer llamada… y la llevó a su casa para que alguien abusara de ella inicuamente>>.

DEFICENCIAS BENÉFICAS: El Noticiero Bilbaíno del 15 de julio de 1912 decía así: Debido a los estrictos reglamentos que se aplicaban en todos los centros de beneficencia, se producían situaciones verdaderamente paradójicas, cuando no dramáticas. Uno de los casos comentados entonces hacía referencia a <<Un infeliz muchacho de 20 años, idiota (así aparece en el original). Ha quedado huérfano en unión de otros hermanos, a éstos les han recogido algunos caritativos vecinos. El idiota ha quedado en el mayor desamparo>>. Y es que, a pesar de ser natural de Bilbao, no podía ingresar en el asilo de San Mamés. Su única protección se la ofrecía la Asociación de la Caridad que le daba de comer. Nada más.
Otro de los casos denunciados era el de un anciano de 53 años, obligado a dejar de trabajar por <<empobrecimiento orgánico y tener debilitado el estado intelectual>>, que no encontraba lugar alguno en el que le ofrecieran una cama. A pesar de que Bilbao contaba con establecimientos de beneficencia como el Hospital Civil, la Casa de Misericordia, beneficencia domiciliaria, la Asociación Vizcaína de Caridad, Casa de Expósitos, el asilo de huérfanos, salas cuna, etc., que eran honra de Bilbao.

ALARMA SOCIAL: Algo no funcionaba bien en la sociedad vizcaína de hace un siglo: Vizcaya se enfrentaba en 1912 a importantes cambios sociales. Por la abundancia de noticias truculentas que la mayoría de los diarios llevaban en sus páginas un día sí y otro también, mucha gente afirmaba que las cosas estaban cambiando para mal. En la memoria del fiscal del Tribunal Supremo, leída durante la sesión de inicio del curso de los tribunales en septiembre de 1912, el fiscal de la Audiencia de Bilbao dio una nota pésima calificando de alarmante el desarrollo de la criminalidad en Vizcaya. Para el Noticiero Bilbaíno, que elaboró un breve comentario editorial al respecto, ese era precisamente uno de los aspectos más preocupantes, el aumento de la delincuencia: las peleas, trifulcas, asesinatos, reyertas, agresiones, actos de inmoralidad etc., llegaban a extremos preocupantes. Por lo general las condiciones de vida de algunas gentes eran extremadamente duras y el alcohol, la mayor parte de las veces, actuaba como convidado activo en muchas situaciones. Las sirvientas, muchas de ellas domiciliadas en barrios deprimidos, protagonizaban no pocas noticias de hurtos y timos.

 NO FALTABAN DESGRACIAS COMO LA SUCEDIDA EN EL MADRID ARENA EL MES DE NOVIEMBRE PASADO (EN NUESTRO AÑO 2012).

CUARENTA Y CUATRO ATAUDES BLANCOS: Se cumplen cien años de la avalancha del Teatro Circo del Ensanche, una catástrofe que conmovió a Bilbao. Una falsa alarma provocó una ola humana que aplastó a medio centenar de espectadores, casi todos niños.
El 24 de noviembre de 1912 era domingo y hacia mal tiempo. El establecimiento ofrecía películas en sesión continua de tres de la tarde a doce de la noche. La entrada costaba 10 céntimos, un precio muy económico que favorecía la entrada del público infantil. Eran cerca de las seis de la tarde, alguien (parece que una mujer), había gritado <<¡FUEGO!>>, en la galería alta después de un rifirrafe causado por un hombre que se propasó con una joven en la misma zona.
Los gritos de alarma se multiplicaron, cundió el pánico y los espectadores de la zona alta trataron de huir por la única salida, una escalera estrecha. La puerta que daba a la calle estaba atrancada, pero un recodo impedía verlo a quienes intentaban escapar.
Dos de las tres salidas del edificio estaban cerradas, se formó una avalancha humana, una “ola” que empezó a convertirse en un montón de cadáveres a medida que los pequeños eran arrollados y aplastados por los espectadores enloquecidos.
El primer balance de la tragedia fue de 2 adultos muertos y 42 menores (de entre 3 y 15 años). Al día siguiente fallecían otros dos pequeños.
El traslado de los cadáveres  el 26 de noviembre, desde La Casilla  hasta la estación del ferrocarril de Lezama en el Casco Viejo, fue una manifestación de luto única en la historia de Bilbao. Unas 40.000 personas asistieron al paso de los 44 ataúdes blancos de los menores y los 2 negros de los adultos, a hombros de jóvenes del Club Deportivo.
Los funerales se celebraron el día 27 en la abarrotada catedral de Santiago.
Por su parte, las familias que decidieron personarse como acusación particular, exigieron responsabilidades a los dueños del local. La investigación demostró que el Teatro Circo no cumplía las condiciones de seguridad reguladas en la época y había admitido a demasiados espectadores, pero nunca se llegó a saber quién y por qué gritó <<fuego>>. 

EL ASESINATO DE CANALEJAS EN MADRID
El asesinato del presidente del Consejo, Don José Canalejas, en Madrid, en noviembre de 1912, fue uno de los magnicidios más impactantes en la primera mitad del siglo XX que conmocionó a la opinión pública y a la clase política. No ocultaba El Noticiero Bilbaíno sus simpatías por el político tiroteado, a quien consideró como un hombre capaz, con grandes aptitudes para el gobierno y con valor suficiente para hacer frente de forma eficaz a los graves problemas que tenía España.

COMO PUEDE VERSE, “EN CUALQUIER TIEMPO Y LUGAR SE COCIERON Y SE SIGUEN COCIENDO HABAS” (PARECE QUE NO APRENDEMOS DE LAS DESGRACIAS).
SI NO TUVIÉRAMOS LAS FECHAS Y NOMBRES, ESTAS NOTICIAS PODRÍAN
EMITIRSE AHORA MISMO (AÑO 2012), POR NUESTRAS RADIOS, TELEVISIONES E INTERNET Y SERÍAN PERFECTAMENTE CREÍBLES).     Irene Sáez Saiz

martes, 17 de junio de 2014

A CASTRILLO 1

A CASTRILLO
Ya llega el verano, tiempo de vacaciones y estío; de cosechas, de cebadas y de trigos. Recordando los veranos en mi pueblo, en mi mente de niña todo se quedó grabado, y pensando en nuestros encuentros anuales, van para ti mis añoranzas. 

casa castrillana
 
 Un caminante pasea
por tus solitarias calles.
El caballero, emocionado,
con tristeza preguntó.
¿Por qué se marchó tu gente?,
y nadie le contestó.
¿Quién se acordará de ti?
él se volvió a preguntar.
Cada uno de tus hijos
podíamos contestar.
El caballero seguía
y en su soledad decía:
Castrillo solitario, sin tu gente,
¿será tu amante la luna
que viene de noche, a verte?
El caminante lo ignora
pero Castrillo querido,
tu gente ausente te quiere
aunque nos hayamos ido.

domingo, 15 de junio de 2014

EL PINO

      EL PINO - jueves día 6  - 10 h
   En el pequeño jardín hay un pino. Es un árbol de gran altura, con el tronco de un grosor importante, en su parte baja se ve la protección de su rugosa y fuerte corteza, ya que está desprovista de ramas y de hojas. El sol ilumina todo su contorno. Sus hojas en forma de agujas están absolutamente verdes. El viento agita sus ramas y los pájaros asustados salen buscando lugares más seguros.

   Viernes día 7 - 12 h
   Hoy el pino parece triste: no hay sol y la amenazante lluvia le cubre de sombras. Las palomas se posan sobre sus ramas. El viento está extrañamente en calma y no se mueve ni una hoja.
   El suelo se encuentra ligeramente humedecido. Un joven pasea a su perro por el jardín y el can impaciente, hace sus necesidades sobre el tronco del pino.

   Sábado día 8 – 15 h
   Viendo el pino desde un balcón en lo alto de un cuarto piso, no resulta menos imponente: En su alta copa se divisan varias piñas. La brisa mece sus ramas, algunas de ellas aparecen secas. El sol primaveral y el calor lo cubren de arriba abajo. Dos gatos callejeros se refugian bajo el pino buscando la fresca sombra.

   Domingo día 9 – 23h
   A la luz de una farola que solo llega a iluminarle hasta la mitad, el pino en la noche se nos antoja un gran gigante que se dispusiera a descansar de las fatigas del día. Está la noche tranquila y serena, y ni el viento ni los pájaros se atreven a molestarle.

LAS VACACIONES DE MARTA

LAS VACACIONES DE MARTA
   Marta es lo que se dice una chica con suerte: tiene un trabajo digno, un sueldo digno, una casa digna… todo en su vida parece estar hecho para una chica como ella.
   Pero como todos, ella también tiene sus “peros”, trabaja a 50 kilómetros de su casa, tuvo que aprender a conducir, comprarse un coche, alquilar un garaje y todos los días debe hacer el recorrido de ida y vuelta, con el consiguiente madrugón. Sobre todo si tiene el turno de mañana, que para fichar a las seis, ha de levantarse como muy tarde a las cuatro de la madrugada. Marta empieza a estar un poco harta de todo y piensa en su jubilación, ¡pero que pobre (le decimos), si tienes 35 años!
   Así que Marta espera las fiestas y sobre todo las vacaciones como un regalo divino. Las vacaciones (dice), no solo son buenas porque una descansa físicamente, sino, sobre todo, porque descansas de ti misma. Este año no coinciden sus vacaciones con las de su pareja, por lo que Marta puede disfrutar de “sus vacaciones” sola y sin compromisos. Como mucho, puede ir unos días con su mejor amiga, ya que ésta así se lo ha pedido y no quisiera darle una respuesta negativa.
   Ha visitado unas cuantas agencias de viaje, le han recomendado unos cuantos hoteles en varios países, le han dado un montón de ideas y otras tantas opciones, pero no acaba de gustarle ninguna de ellas. A su amiga le apetece conocer alguna de las ciudades más cercanas de su entorno y a Marta le parece una idea estupenda. Sabe que a su chico no le va a gustar la idea de quedarse solo pero este año Marta ya ha tomado su decisión.
   Entra en una última agencia y le pide a la empleada que le muestre folletos de los lugares más cercanos a su ciudad. La chica le atiende muy amablemente y Marta se lleva unas cuantas ideas y varios folletos para elegir en su casa más detenidamente.
   Ya está decidido, irá con su mejor amiga, pasarán unos días de descanso y visitarán los rincones más desconocidos en cualquier ciudad de su entorno.
   Visitemos nuestros hermosos rincones. Toda España está llena de ellos y en estos tiempos de crisis, todos saldremos ganando.

viernes, 13 de junio de 2014

LA CARACOLA

LA CARACOLA

Las caracolas son incapaces de grabar sonidos , así que la idea de ...
La encontre en la caja
de mis tesoros,
¡tantos años olvidada!,
la caracola que un día
encontramos en la playa.
Jugábamos en la arena
construyendo mil castillos,
con el cubito y el agua,
con la pala y el rastrillo.
En calma estaba la mar,
baja estaba la marea,
al amparo de una roca
enterrada entre la arena
estaba la caracola
que saqué con el rastrillo
y la pusimos de faro
iluminando el castillo.
La tomaste entre tus manos
besándola con cariño
y me diste aquel tesoro
aunque solo éramos niños.
Fue nuestro primer encuentro
de muchos días felices,
construyendo otros castillos
de mayores, en el aire,
que se los llevó la mar
y ya no se acuerda nadie.

martes, 3 de junio de 2014

SUBCONSCIENTE

SUBCONSCIENTE
Tengo que mirarme en el espejo
y darle las buenas noches.
Y rezar un Padrenuestro
para dormir sin pesadillas.
¿Tienes tranquila la conciencia?
me preguntan las musas.
Y mi mente se pierde entre tinieblas.

MI MEJOR AMIGO

MI MEJOR AMIGO

 Don Quijote de la Mancha. Miguel de Cervantes

 Todas las noches me esperas,
es tu secreto y el mío,
no puedo dormir sin ti,
eres mi mejor amigo.
Te tomo presto en mis manos,
te acaricio con cariño,
da igual el color que vistas.
Mi mejor amigo, un libro.

TE RECUERDO

TE RECUERDO

  
Te recuerdo paseando temblorosa
mientras tranquilamente medito.
Mientras, a mi alrededor,
se extiende el silencio.
Recuerdo el calor de tu mirada
en la humedad eterna del camino,
derramaste los aromas de tu ausencia
en las flores ajadas del olvido.
La vida se extingue en el horizonte,
las luciérnagas apagaron ya sus brillos,
ya nuestro tren despacio se desliza,
sin bellas melodías de cigarras y grillos.