sábado, 25 de febrero de 2017

PALABREJAS


AGAPANTO
Una preciosa flor, recogida de internet

  Resultado de imagen de agapantos
Cuando la profesora de taller literario nos dijo que nuestro trabajo, aquel día del año 2013, era hacer un escrito en el que teníamos que meter tres palabras, todos pusimos atención a ellas. Agapanto, Suripanta y Pendasco. Debo confesar que yo no las había oído nunca. Hice mi trabajo y al leerlo, como no era muy elaborado pasó pronto. Guardé mi cuaderno y hace pocos días repasando cosas, lo encontré y decidí ponerlo aquí.

SURIPANTA - AGAPANTO - PENDASCO
Al pasar por la calle Suripanta, entré a tomar un café en el bar Agapanto. La televisión mostraba paisajes de lugares lejanos y mi curiosidad se acrecentó al escuchar la palabra “Pendasco”. Oí como alguien me llamaba y levantaba la mano desde una mesa cercana al mostrador. Eran cuatro de mis amigas para que me uniera a ellas. Cual sería mi sorpresa cuando me acerqué y una de ellas me preguntó por la palabra “pendasco” yo dije que no tenía ni idea, pero de la mesa más cercana alguien dijo: <<Yo creo que es una playa en Cuba>>. Otro compañero suyo contestó: <<No tienes la menor idea, es un peñasco en Gibraltar>>. La conversación fue subiendo de tono, todo el mundo quería opinar. Alguien decía que era un animal marino, otros que era un mono, otros decían que era un pendón, alguno comentaba que era una mujer de mala vida, y así hasta que llegó el señor Manuel.
El señor Manuel era el dueño del bar, famoso por sus estupendos pinchos y su exquisito café. Aparecía cuando menos se lo esperaba, estaba jubilado y tenía en el bar seis camareros que trabajaban a turnos. Él siempre decía que a los empleados había que dejarlos trabajar tranquilos, pero que el “ojo del amo engorda al caballo”.
Al oír aquel jaleo, el señor Manuel se puso en el centro del bar y dijo: <<Yo no sé lo que será esa dichosa palabra, pero el próximo bar que voy a abrir pronto en el centro de la calle, se llamará “Pendasco”, ¿os parece bien?>>. Todos aplaudimos y así se acabó toda la cuestión.
Todavía pienso que querrá decir semejante palabreja. Y me digo: <<Cuando vaya a casa, lo miraré en el diccionario>>.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada