jueves, 28 de enero de 2016

LA MUERTE

LA MUERTE
Como una triste sentencia
la muerte llega,
la muerte mata
con su guadaña.
Mata el frío, mata el hambre,
mata la enfermedad,
también mata, la necesidad.
Pero es más triste
cuando mata la humanidad.

¡POLITICASTROS!


POLITICASTROS
Llueve en Bilbao
se mojan los adoquines,
la crisis nos atenaza
y no estamos para fiestas, ni festines.
La política esta mal,
los políticos reñidos,
que Dios nos eche una mano
que ya estamos aburridos.
¡Quiero mandar mi País
si no a buenas, por melones!,
señoras y señores,
¿vendrán otras votaciones?
Don Quijote y Sancho Panza
no se arreglan ni “pa” Dios,
a una isla Barataria
ya les mandaría yo.
Las personas que votamos
queremos explicaciones,
señores y señoras,
¡VÁYANSE DE VACACIONES!

jueves, 21 de enero de 2016

SALUD

La gripe es un viejo amigo (o enemigo), que nos visita cada año. Se trata de una enfermedad causada por un virus (influenza), que se transmite facilmente de persona a persona. El motivo por el que este virus reaparece año tras año es su gran poder de mutación, lo que conlleva que la inmunidad adquirida una temporada puede no ser efectiva la siguiente. No existe ningún medicamento que cure la gripe, por lo que su tratamiento se reduce a mitigar los síntomas. Los antibióticos no sirven de nada. Solo se deben administrar bajo estricta prescripción médica en personas cuyo estado de salud lo aconseje. Consulte siempre a su médico.

BUENAS RAZONES PARA DEJAR DE FUMAR
Dejar de fumar es una de las cosas más importantes que harás jamás:
Al dejar de fumar se reduce la posibilidad de sufrir un ataque al corazón, una embolia o un cancer. Si estás embarazada, dejar de fumar aumentará la posibilidad de tener un bebé sano. Y además (entre otras cosas más importantes) tendrás ese dinero adicional para gastar en otras cosas.
Evite las bebidas alcohólicas, beber reduce las posibilidades de poder dejarlo.
LOS TRES VENENOS DE CADA CALADA:
El humo que se inspira al fumar un cigarrillo tiene cerca de 4ooo sustancias tóxicas, de las cuales tres se llevan la palma:
NICOTINA, que causa la adicción.
MONÓXIDO DE CARBONO, que causa las enfermedades cardiovasculares.
ALQUITRÁN, que causa cáncer (pulmón, boca, laringe, faringe, esófago, vejiga y otros). Un 85%  de los casos de cancer de pulmón, se debe al consumo del tabaco.
Las manifestaciones del síndrome de abstinencia más frecuentes son: Irritabilidad, nerviosismo, dolor de cabeza, alteraciones en el sueño, cansancio, incremento del apetito. Puede iniciarse a las pocas horas de estar sin fumar.
Tiene su pico entre las 48 y 72 horas y dura aproximadamente 3 semanas. Aunque estos periodos son orientativos, ya que en la realidad tienen una enorme variabilidad.
                                              SI VIERAIS EN UN ESPEJO
                                              COMO TENÉIS LOS PULMONES,
                                              SEGURO SE OS MANCHARÍAN
                                              DEL SUSTO, LOS PANTALONES.

jueves, 14 de enero de 2016

CUADERNO DE CÁNDIDA 3

DE COMPRAS EN BURGOS
 

Spain Travel Suite – Catedral de Burgos (España)


Hoy mi madre y mi hermana mayor quieren ir a Burgos, me dicen si quiero ir con ellas y yo aunque tengo que madrugar estoy toda contenta, no he estado allí nunca y me hace mucha ilusión conocerlo; además, quieren comprar tela para hacerme un vestido y esperan que yo lo elija. Tenemos que ir a coger el autobús a otro pueblo por un camino de carros, a unos cinco kilómetros. Hace bueno y el camino estará bien, madrugamos y nos ponemos nuestras mejores ropas (vamos a la capital). Yo llevo un jersey blanco de perlé con dibujitos, una chaquetita igual y una falda  de cuadros, todo hecho por mi madre y hermanas, me peinan mi melenita rubia y estoy muy guapa.
Description Burgos - Catedral 161 - Papamoscas.jpg   Llegamos al pueblo en el que para el autobús y mientras esperamos a que llegue, mi madre y mi hermana hablan con gente del pueblo (mi abuelo materno era de muy cerca de allí y hay gente conocida), al fin llega el autobús y nos dirigimos a nuestro destino. En Burgos mi madre conoce a una señora y vamos a visitarla. La señora Carmen tiene una nieta algo mayor que yo, y la niña al verme se queda muy sorprendida, <<jolín –dice–, no pensaba yo, que en esos pueblos había niñas tan guapas>>. Yo toda orgullosa y un poco dolida, le digo: –¡Pues qué creéis en las capitales!, ¿pensáis, que todos somos tontos y desastrosos?, mi madre y mi hermana me
miran y dicen que ya es hora de irnos. Cuando vamos a la calle, mi familia se ríe por “mi salida de tono” y dicen que aquella niña merecía tal respuesta.
   Seguidamente vamos a ver la catedral que es una verdadera maravilla. Dice la historia que el 20 de julio de 1221, el rey Fernando III el Santo puso la primera piedra. Nos hizo mucha gracia ver al Papamoscas; es un muñeco autómata que está dentro de la catedral junto a un gran reloj, en lo alto de la nave mayor. Con su roja casaca y un papel de música en la mano, toca las horas del reloj en una pequeña campanita, mientras abre y cierra la boca con cada campanada. Su amigo Martinillo le ayuda, tocando los cuartos en otras dos campanitas. Al salir de la catedral mi madre cantaba esta canción.
El Papamoscas de Burgos, ha pretendido a la Flora,
y Martinillo le dice: no es para usté tal señora.
   Burgos tiene unos edificios preciosos; muchas tiendas, un río estupendo, fuentes con agua muy buena y el tren pasa por el centro de la ciudad. La estación de autobuses y la plaza del mercado están muy cerca y en esta plaza se venden toda clase de cosas para comer y, ¡hasta flores! ¡Todas preciosas!  
   Recorremos otras calles, entramos en algunas tiendas y compramos alguna cosa. Después seguimos andando y llegamos a una plaza cerca del río, allí hay una estatua muy grande del Cid Campeador, montado en su caballo Babieca. Yo solo lo había visto en la enciclopedia y algunos libros, y aquí me parece enorme y precioso; lo mismo que su historia. Luego entramos en una tienda que tiene dos pisos; para subir al segundo hay una escalera de caracol toda de madera muy bonita y con muchos espejos muy grandes que nos reflejamos de cuerpo entero.    
   Ya hemos comprado muchas cosas, entre ellas la tela para mi vestido, la he elegido yo y me gusta mucho. Seguro que mis hermanas me harán un vestido y una chaqueta preciosos, para el día de la fiesta.
   Después con intención de marchar pronto, salimos a la calle, mi madre va por una acera y yo voy por la otra con mi hermana; de pronto, a mí se me ocurre que quiero pasar a la otra acera con mi madre y salgo corriendo a la carretera. Los coches por aquellas fechas eran muy escasos, y, ¡gracias a Dios! ¡Solo pasaba una bicicleta! Al pobre chaval que la llevaba, no le dio tiempo a frenar y los dos caímos al suelo, mi hermana toda asustada pasa también corriendo (no sin antes mirar a la carretera), el chaval todo enfadado se levanta y “echando chispas” se marcha.
   No ha pasado nada y después de darme una reprimenda, comemos algo en un bar y vamos a la estación de autobuses. Al cabo de unas horas llegamos a casa y empezamos nuestra vida de siempre.

APRENDAMOS A CUIDAR NUESTROS OJOS

Decálogo para cuidar y proteger tus ojos en verano

En verano se multiplican los agentes externos que pueden resultar agresivos para tus ojos. La exposición al sol y al cloro de las piscinas se unen a otros factores de riesgo como el aire acondicionado, los ambientes secos, la contaminación, el mal uso de las lentillas y la elección inadecuada de gafas de sol.
El incremento de la radiación solar y el mayor tiempo al aire libre pueden ocasionar daños irreversibles en la visión y en los párpados, según advierte la Fundación Rementería en un informe que analiza los últimos estudios científicos al respecto, donde revelan que algunas consecuencias a largo plazo de la falta de protección de los ojos frente a los rayos ultravioleta (UV) pueden ser cáncer de párpado, estenosis canalicular, cataratas, retinitis, quemaduras y crecimiento anormal del tejido de la conjuntiva sobre la córnea o pterigión.
Además del sentido común, que lleva a usar gafas de sol que cubran las sientes, sombreros o gorras de ala ancha, protector solar y buscar las sombras siempre que resulte posible, reunimos con la ayuda de los expertos este decálogo de consejos para proteger tus ojos en verano.
1. Los rayos ultravioleta (UV), enemigo al acecho. Un estudio publicado recientemente en la revista Retina demostró que "en las zonas donde hay mayor debilitamiento de la capa de ozono se produce más radiación y mayor incidencia de retinitis solar". Los autores, de la Universidad de Pensilvania (EE.UU), insisten en la necesidad de protegerse contra los rayos UV, especialmente en esta época del año. No en vano, la Agencia Estatal de Meteorología suele alertar en cada arranque del verano que en junio se alcanzan valores máximos de radiación ultravioleta.
2. Las actividades al aire libre, con gafas de sol. La oscuridad de la lente (es decir, el porcentaje de absorción de luz) debe elegirse en función del tipo de actividad. Tal como explica Valentín Díaz, optometrista de la clínica Innova Ocular Dr. Soler, cuanto mayor sea la intensidad de la luz solar, más necesaria será la absorción de luz (cristales más oscuros). Así, en el caso de los deportes de montaña y las actividades en el mar sería necesaria una mayor reducción de luz que en otras actividades al aire libre.
3. Sellos de calidad y control. Es importante adquirir las gafas de sol en sitios especializados, donde además podrán asesorarte sobre cuáles son las más adecuadas para cubrir tus necesidades individuales, y comprobar que que el etiquetado incluya la referencia 'CE UV 400'.
4. ​Si tienes los ojos claros, necesitas más protección. Son más sensibles a la luz solar y al deslumbramiento, por lo que, tal como explica el experto de Innova Ocular pueden necesitar lentes de mayor absorción en comparación con las personas de iris oscuros.
5. ¿Te duele la cabeza cada vez que usas tus gafas de sol? No has elegido bien. Los expertos aconsejan elegir gafas de calidad y comprobar si tienen graduación residual pues ésto podría provocarte dolores de cabeza.
6. Gafas polarizadas, un 'extra' útil. En Innova Ocular explican que los cristales de las gafas polarizadas incluyen una cualidad que permite 'seleccionar' la luz filtrada, eliminando así la parte de luz de los reflejos que resulta molesta.
7.  Máxima higiene al usar lentes de contacto. Una correcta esterilización y respetar al máximo los tiempos de uso tanto de las lentes desechables como de las no desechables es en esta época del año aún más importante, según explica el Doctor Juan Gros Otero, oftalmólogo de Clínica Rementería.
8. Desmaquillarse, no compartir el maquillaje y revisar su caducidad. Otra medida de precaución para evitar daños en los ojos consiste, según el Doctor Gros, en desmaquillarlos a diario de forma exhaustiva y con productos específicos, evitar compartir el maquillaje y revisar las fechas de caducidad de los cosméticos que se aplican en los ojos.
9. Si trabajas frente al ordenador, descansa periódicamente y enfoca lejos, a ser posible al aire libre. Recuerda, tal como explica Ata Pouramini, autor de 'Tú eres tu medicina', durante el tiempo que pasamos frente a la pantalla parpadeamos mucho menos de lo necesario.
10. Convierte la alimentación en un escudo para tus ojos. "La luteína y la zeaxantina son pigmentos antioxidantes que protegen de los radicales libres nocivos para las células y que forman parte de la retina. Se considera que representan, respectivamente, el 36% y el 18% del total de carotenoides de la retina", informa la Doctora Coronado, jefa de la sección de retina de la clínica oftalmológica Rementería. Son ricos en ambos pigmentos las espinacas, la lechuga, los berros, el aguacate, los guisantes y las judías verdes.
Otros alimentos que contribuyen a mejorar la salud ocular son el pescado azul, como fuente de ácidos grasos polinsaturados omega 3; el aceite de oliva y las frutas ricas en vitaminas A y C como las naranjas, el kiwi, las fresas, el mango, el melocotón, el melón; y vegetales como el brócoli, la coliflor y los pimientos. 

martes, 5 de enero de 2016

DÍA DE REYES MAGOS

   HOMENAJE

Con esta carta quiero hacer un pequeño homenaje a todas las personas que entonces andábamos por nuestro Castrillo, a nuestra gente, a nuestros Reyes Magos  y a todos mis amigos y familiares.
   Ya no tengo edad de pedir juguetes a los Reyes Magos, y no sé si lo que voy a pedir me lo podrán traer.
Este año ha sido un poco complicado en todos los sentidos, y yo pido PAZ en el mundo y SALUD para todos.                               
    CARTA A LOS REYES
   Queridos Reyes Magos: hace muchos años que no os escribía carta, creo que nunca necesité nada en particular, pero todavía recuerdo mis tiempos de niña. Casi siempre me traían un par de pendientes y una tartita; una culebrita de mazapán con confitillos que eran una delicia. Un año me preguntó Josechu, que tenía unos cuantos años más, que yo:
   –¿Qué les has pedido a los Reyes?
   –Unos pendientes y una caja con una culebrita de mazapán –contesté yo.
   –Pues no te preocupes, yo se lo voy a decir a los Reyes Magos por la radio.
   Yo muy contenta, le dije a mi madre que Josechu se lo iba a decir a los Reyes de su radio, que por entonces era uno de los pocos aparatos de radio que había en el pueblo. Y ese año me trajeron lo que yo había pedido.  
   Otro año en la escuela, la señorita nos dijo, que cada uno escribiéramos una carta a los Reyes. Yo era ya más mayorcita y ya teníamos la radio en casa. En la carta les pedí un libro de Matilde, Perico y Periquín. Era un libro escrito con una especie de teatrillos cortos; que yo oía todos los días en mi casa por la radio y me gustaba mucho. No me trajeron el libro, pero no me importó. Yo seguí feliz con lo poco que teníamos.
   En aquel pueblo, nuestros Reyes no traían juguetes, creo que porque era un pueblecito pequeño y lejano. Para cuando llegaban allí ya no les quedaba ninguno y nos conformábamos con unas castañas, mandarinas o calcetines, que más daba.
   Ahora en la radio y en la tele hacen un anuncio y piden que compremos un bolígrafo para que otros niños reciban un juguete. Nosotros no teníamos ninguno pero jugábamos mucho, porque teníamos tiempo, y eso es lo que se necesita.
   Aunque en mi pueblo los niños también trabajaban ayudando a sus familias y algunos muy jovencitos (en edad escolar) ya cuidaban el rebaño de sus padres, mientras sus hermanos mayores iban al campo.
   Bueno, al final a mí, al cabo de unos treinta o cuarenta años, un día de Reyes, me trajeron el libro de Matilde, Perico y Periquín con una cinta de casete, y ahora lo puedo oír cuando quiero, no como entonces.
   Es bonito recordar aquellos tiempos que para nosotros eran duros, pero era cuestión de acostumbrarse. Poco a poco todos quisimos mejorar y ahora cada uno está donde eligió.
   Don José María (entonces Josechu) ya pasó a mejor vida, y en su honor he querido recordar esa bonita anécdota de aquellos inocentes, cándidos e ingenuos años.