domingo, 15 de marzo de 2015

EL SEÑOR ACISCLO

LA TIENDA´DEL SEÑOR ACISCLO
El señor Acisclo y su esposa Clotilde regentaban la tienda Aciscloclo del barrio, vivían en un piso que tenían sobre ella, con sus hijos Acisclín y Clotildina. En dicha tienda vendían ropa, calzado, mercería y toda clase de cosas que tenían arremolinadas en el almacén.
El señor Acisclo era el alcalde y uno de los políticos más valorados de aquel pueblo. A la puerta de la tienda pusieron un anuncio que decía así: Se venden entre otras muchas cosas; lotes de latas, botes, batas, botas, botines, botones etc.
En tiempo de elecciones alguien con mucha guasa puso debajo del anuncio: y se compran muchos, muuuuuchos… votos.

viernes, 6 de marzo de 2015

LABRADOR



LABRADOR 
Labrador que con prisa
vas a la era,
la mies está madura,
no tiene espera.
Atadas las gavillas,
a la era van,
las espigas en grano
el grano en pan,
con sudor de tu frente
se tornarán.
El pan de tu familia
te dan los cielos,
en premio a tus fatigas
y tus desvelos.

martes, 3 de marzo de 2015

AMOR DE LUNA LLENA


No hace mucho tiempo que ha pasado el día de los enamorados, yo quiero felicitar a toda la gente  enamorada de su tierra, de su mar, de su pareja y de su hogar. FELICIDADES

CARTA A MI AMOR
  Hola amor:
  En esta bonita fecha de San Valentín día de los enamorados, quisiera decirte tantas cosas… Tú me conoces bien y sabes que no soy muy dado a ello. Como siempre, te diré ‘te quiero’.
   Pero hoy, me siento romántico y un poco nostálgico. Quiero evocar contigo nuestro primer encuentro y se me ha ocurrido escribirte una carta con algunos versos. Te la envío por correo, sin remitente. Me encantará ver tu cara cuando la recibas.
   Como de costumbre dirás: ¡Anda que raro, quién se acordará de mí!
   Sé que al leerla te reirás, porque esto de los versos no es lo mío. Espero no hacer demasiado el ridículo. Deseo que te guste el detalle, aunque estoy seguro, que hubieras preferido una joya, un ramo de rosas o un ramito de violetas, pero hoy he decidido hacerme poeta.

AMOR DE LUNA LLENA
Cumplidos tus quince años
yo no me fijaba en ti,
y aunque yo no lo sabía
tú, sí te fijaste en mí.
Tu cara de Virgen Niña
y tu melena moruna,
llegaron en una ola
bañadas de sal y espuma.
Tu preciosa piel morena,
y tu cuerpo angelical,
despertaron mis sentidos
aquella tarde ideal.
Te vi como una sirena,
cual una diosa en el mar,
adentrándote en mi playa,
corazón de pedregal.
Coqueteando en el agua
y jugando con la arena,
como juegan las estrellas
en noches de luna llena.
                                          Gracias por todo tu amor, te quiero.

INDECISIÓN

INDECISIÓN
Vamos juntos en el barco,
sale mañana a las doce;
no temas al “qué dirán”
allí nadie nos conoce.
Tengo una casita blanca
al otro lado del mar,
y una finca con naranjos
que es una preciosidad.
Te enseñaré vida mía
las bellezas de mi tierra,
cantando con mi guitarra
 serán las noches más bellas.
Un cielo de luna llena
presenta al anochecer,
maravilla de colores
nos muestra al amanecer.
Con mi barquita navego
sobre las olas de plata,
vamos pronto, que te quiero,
y tu indecisión me mata.

TE SIGO AMANDO

TE SIGO AMANDO
   Querido mío:
No sé como empezar esta carta; me faltan las fuerzas para decir todo lo que te quise y lo que te sigo queriendo. Pero hoy es un día especial y me atrevo a dar este paso, que para mí es absolutamente excepcional. Los dos fuimos inmensamente felices; y en esta fecha, recuerdo con nostalgia y melancolía toda nuestra vida en común. Nuestro primer encuentro fue breve, intenso, maravilloso. Desde entonces te abrí mis brazos y mi puerta. No necesitábamos citas, ni llaves, éramos dos almas gemelas sabiendo donde encontrarnos cada tarde.
   Con una mirada todo nos lo decíamos y nuestros especiales encuentros llenos de armonía y amor se convertían en horas felices, imposibles de olvidar.
   Nuestra relación era la dicha de la mariposa en el rosal o la avecilla en su nido. Tú y yo cada día éramos más uno del otro. Nuestros brazos y nuestras bocas gozaban en una unión plenamente deliciosa y totalmente en perfecta comunión. Los dos disfrutábamos con frenesí de nuestros arrebatos de pasión y juntos nuestra existencia no tenía final.     
   Era una bendición tenerte, mirarte, salir de la tierra para llegar al cielo y regresar a la vida llena de ti, feliz como un pajarillo en primavera. Aprovechaba los minutos y los segundos, eras para mí un regalo mágico y enloquecedor. Tu voz era mi música favorita y oír tus pasos al acercarte, me llevaban a sentir la locura de una dicha prodigiosa, elevándome hasta el infinito.
   Pero el amor es un sentimiento que se lleva muy adentro y nos puede romper el corazón cuando se acaba. El nuestro era tan grandioso que no podía durar eternamente.
   Algún duendecillo celoso se llevó nuestra felicidad, y como alma en pena, por primera vez siento que me falta el aire. No sé cómo podré vivir sin ti, sin verte, sin sentirte junto a mí.
   Nuestro idilio fue incomparable, sublime y tan bello, que aunque breve, jamás se hubiera igualado algo tan dulce y extraordinario.
   Aunque sé que no volverás, te añoro, sigo adorándote y abatida, espero consumiéndome, para reunirme contigo en cualquier momento.  
   Adiós amor hasta  pronto.

domingo, 1 de marzo de 2015

EL CASTILLO DE CASTIL DE CARRIAS


 CASTILLOS OLVIDADOS


        Foto recogida de la página "castillos del olvido"
                                                       
Hacia el año 870, cayó en poder de los cristianos el castillo de Pancorbo y se alzaron otros
para defender la frontera oriental, entre ellos: Cerasio (Cerezo de Río Tirón), Castil de Carrias, Castil Delgado, Ibrillos, Alba y sobre todos el de Grañón, por tratarse de una población clave en la calzada entre Belorado y Nájera.
A partir del 852, se menciona al conde Rodrigo y una escritura del año 860 reseña: << Rey en Oviedo, Ordoño; Conde de Castilla, Rodrigo>>. Ordoño I promovió la repoblación  y así surgieron Amaya en el año 860 y en los siguientes los castillos antes mencionados. Murió Ordoño y dejó el trono a su hijo Alfonso (año 866).

Según este documento: en esos años, nuestro pueblo, junto con los que comenta este escrito, pudieron disfrutar de sus castillos para la defensa de toda la zona, de lo que hoy llamamos nosotros "La Riojilla burgalesa". 
Del castillo de Castil de Carrias no tenemos ninguna referencia ni ningún vestigio. Esta es la foto (recogida de la página de "castillos del olvido"), de lo que pudo ser el castillo de Cerezo de Río Tirón y es de suponer que podría tener cierta semejanza con el de nuestro pueblo.

LUIS BARAHONA DE SOTO

LUIS BARAHONA DE SOTO
1548-1595

CONTRA UN POETA (HERRERA) QUE USABA MUCHO ESTAS VOCES EN SUS POESÍAS
Esplendores, celajes, riguroso,
salvaje, llama, líquido, candores,
vagueza, faz, purpúrea, Cintia, ardores,
otra vez esplendores, caloroso;
ufanía, apacible, numeroso,
luengo, osadía, afán, verdor, errores,
otra y quinientas veces esplendores,
más esplendores, crespo, glorioso;
cercos, ásperos, albos, encrespado,
esparcir, espigar, lustres, fatales,
cambiar, y de esplendor otro poquito;
luces, ebúrneo, nítido, asombrado,
orna, colora, joven, celestiales…
Eso quitado, cierto que es bonito.